viernes, 25 de octubre de 2013

Las 5 mejores hamburguesas de cadenas de fast-food de NYC


McDonald's y Burger King se han encargado de colonizar el mundo conocido -e incluso el más allá- con sus baratas y clónicas hamburguesas. Sea en Bangkok, en Vladivostok, en Copenague o en Ourense, ambas cadenas garantizan que no nos llevaremos sorpresas desagradables. Ni agradables. Tal vez sus hamburguesas no sean más que simple rancho, pero sabemos que siempre tendrán el mismo sabor y casi la misma textura. Su éxito se ha construido sobre un precio barato y, aún más importante, sobre una absoluta previsibilidad: la tranquilidad del turista norteamericano medio, el falso viajero que quiere conocer mundo, visitar otros países e indagar en otras culturas, pero sin renunciar jamás a su burbujita imperial.

Pero aunque estos dos gigantes del fast food han extendido su redes a lo largo y ancho del planeta, en su país no están solos en la labor de ofrecer hamburguesas baratas y rápidas. Aquí, en América, tienen mucha más competencia que en España, por ejemplo. De hecho, hay unas cuantas cadenas que por el mismo precio ofrecen hamburguesas considerablemente mejores.

Así, en un acto de servicio y sacrifico, he recorrido las calles de Nueva York para probar varias de estas hamburguesas rápidas y poder ofrecer aquí una sucinta clasificación que os evite caer en las garras de las peores cadenas de comida rápida durante vuestros futuras visitas a la Gran Manzana. Va por vosotros, lectores y sin embargo amigos.

White Castle 
Prácticamente desconocida fuera del país, Whiste Castle es una cadena de comida rápida fundada en 1921 en Kansas City y considerada como una de las pioneras del fast-food. Aunque los locales de White Castle son tan rematadamente feos que no invitan a entrar, sus hamburguesas están ligeramente mejor que las de McDonald's o Burger King. Para diferenciarse de la competencia, las hamburguesas de White Castle son cuadradas y muy finas y reciben el nombre de "sliders". Si te atreves a entrar en los dominios del Castillo Blanco tienes que probar el Original Slider, un simple trozo de carne cuadrado con pepinillo y cebolla bastante sabroso.

Fatburger
Un escalón por encima nos encontramos con Fatburger. Como su propio nombre indica, esta cadena de comida rápida fundada en California se centra principalmente en el tamaño y la cantidad. Clasifican sus hamburguesas en cinco tamaños: S, M, L, XL y XXL, como si estuvieras en Zara buscando unos pantalones y se distinguen de los competidores porque tienen licencia para servir alcohol, lo cual está muy bien. El sabor de las fatburgers es bastante más natural que la media, e incluso puedes llegar a pensar que su comida es, en cierto modo, más casera. Pero no. Muy recomendable su Fatburger XXL si andas buscando llenar el buche a toda costa y reventarte las venas. No necesitarás comer nada más en todo el día.

Shake Shack
La primera cadena cien por cien neoyorquina en la lista es la encargada de subir el nivel culinario considerablemente. Shake Shack fue fundada en 2004 y actualmente está en proceso de expansión. Como nota diferenciadora han optado por incluir batidos en su menú (de ahí el nombre). En cuanto a las hamburguesas, Shake Shack se enorgullece y hace mucho hincapié en que no utiliza carne con hormonas ni antibióticos y todos sus productos son naturales. No sé si es cierto o no, pero realmente se nota en el sabor y la textura de sus porquerías. ¿Sabéis es saborcillo sintético y adictivo que tienen las hamburguesas de McDonald's y Burger King? Pues en Shake Shack no existe. Especialmente recomendada su Cheeseburger.

Wendy's
Después de los gigantes McDonald's y Burger King Wendy's es la mayor cadena de hamburguesas del país y, sorprendentemente, mantienen un nivel de calidad asombrosamente decente (entiéndase calidad por sabor, claro está). Fundada en Columbus (Ohio) en 1969, Wendy's de hecho ya ha superado a Burger King en número de franquicias en el país. Tal vez se deba a que no se han vuelto locos expandiéndose por todo el mundo, no sé, pero lo cierto es que su Pretzel Bacon Cheeseburger es una guarrada digna de los dioses más gordos e inconscientes. Si no te preocupa tu salud pero sí tu bolsillo, just go for it!


Five Guys
Y por fin llegamos a lo más alto del podio. El primer restaurante de Five Guys abrió sus puertas en 1986 en Arlignton, Virginia y desde entonces su popularidad no ha parado de crecer. Su filosofía es ofrecer hamburguesas de calidad hechas con productos naturales a precios bajos. Sea cierto o no, la realidad es que su mensaje ha calado en la gente. Tal vez haya ayudado el hecho de que sus cocinas son abiertas y puedes ver cómo hacen las hamburguesas, tal vez porque su menú es corto y sin pretensiones, pero la verdad es que las pequeñas hamburguesas de Five Guys (su tamaño es, digamos, europeo) están rematadamente buenas y, además, las patatas fritas no son congeladas.

4 comentarios:

  1. Y el In-N-Out? No pasaste por el In-N-Out? ;-)

    ResponderEliminar
  2. No tienen franquicias en Nueva York, Eddy!

    ResponderEliminar
  3. Cuanto cuesta una hamburguesa en white castle? la slider, y de paso el precio de my meal size (para niños) y de un desayuno, aunque no me lo creas, lo necesito para una tarea. Gracias :D

    ResponderEliminar
  4. Cuanto cuesta una hamburguesa en white castle? la slider, y de paso el precio de my meal size (para niños) y de un desayuno, aunque no me lo creas, lo necesito para una tarea. Gracias :D

    ResponderEliminar