martes, 1 de octubre de 2013

Grand Theft Auto New York

Como bien nos ha enseñado Hollywood, Nueva York no es una ciudad tranquila. Aparte de las infinitas posibilidades lúdico-festivas, la Gran Manzana también está llena de conflictos, violencia, injusticias y agresiones. En los casi dos meses que llevo aquí, los medios locales han dado buena cuenta de algunas historias escalofriantes como el tiroteo con heridos en Times Square, la súbita explosión de violencia racista de un individuo en Union Square -a plena luz del día y con cientos de turistas como testigos- o el ataque de otro loco a una madre con su hijo pequeño en Fort Tryon Park entre otras. Los chacales de la sección de sucesos no andan escasos de material aquí.

En la mayoría de estos casos los viandantes presentes tratan de captar los incidentes con las cámaras de sus teléfonos móviles, pero sólo suelen conseguir vídeos de pésima calidad en los que difícilmente se puede ver algo con claridad.

Sin embargo, ayer sucedió lo contrario. Cada año, varios miembros del club motero "Hollywood Block Party" se reúnen para dar una vuelta en sus monturas por la ciudad y suelen ir equipados con cámaras para grabar la jornada de camaradería motera. Durante el encuentro de ayer se toparon en su recorrido con un conductor salido directamente del Grand Theft Auto V. El tipo, que conducía un Range Rover negro de alta cilindrada, pensó que atropellar premeditadamente a unos cuantos motoristas y darse a la fuga debía de ser una idea estupenda. Obviamente el nutrido grupo de moteros salió tras él. He aquí el vídeo del suceso, digno de una partida del GTA.

Y una razón más para seguir moviéndose por Nueva York en transporte público:



ACTUALIZACIÓN: Al inicio del vídeo se puede ver que los motoristas rodean al conductor del Range Rover sin dejarle avanzar. Según la policía esto se debió a que previamente hubo un accidente leve en el que Alexian Lien, el conductor del todoterreno, rozó a uno de los motoristas haciéndole caer, pero sin mayores consecuencias. Acto seguido el grupo de moteros hizo parar al conductor (ahí empieza el vídeo) y éste, presa del pánico, emprendió la huída llevándose a algunos de ellos por delante.

Como se puede ver en el vídeo, tras la breve persecución los motoristas asaltan el coche para agredir al conductor, que viajaba con su mujer y su hija de dos años. La policía ya ha arrestado a dos de los asaltantes.

1 comentario:

  1. Apagan la cámara justo cuando va a empezar lo divertido :(

    ResponderEliminar