lunes, 19 de agosto de 2013

Buscar trabajo en Estados Unidos

La mayoría de los que os dejáis caer por este blog ya me conocéis. Para los que no, os resumo mi formación académica y mi experiencia laboral: soy licenciado en Periodismo, tengo un Máster de Profesorado de Lengua y Literatura española (antiguo CAP) y un rimbombante Posgrado en Comunicación Digital. A nivel laboral, siempre he estado vinculado al mundo de los medios de comunicación y a la comunicación corporativa. Vamos, que he orbitado entre lo interesante y la cancamusa a partes iguales.

Con estas credenciales aterrizo en Nueva York. No son impresionantes, pero son mías. Afortunadamente tengo un tipo de visado que me permite obtener el permiso de trabajo en un “breve” período de tres meses, y en este país esto significa un mundo.

El siguiente paso, sin embargo, no parece tan fácil. Encontrar trabajo -un buen trabajo- en Nueva York se me antoja una tarea titánica. La ciudad impone. Aunque mi nivel de inglés es decente para manejarme con cierta soltura en este país, es decir, para mantener conversaciones desenfadadas, conseguir un electricista o gastar alguna broma sin mucha gracia; estoy a años luz de dominar el idioma lo suficiente como para trabajar de periodista.

Y es que considero que para ejercer mi profesión de una forma solvente es imprescindible tener un dominio muy avanzado del idioma en el que se trabaje. Y cuando digo avanzado, quiero decir nativo. Ocurre que mi lengua materna no es el inglés, sino el español y es ahí donde creo que debo jugar mis bazas.

Latino World

Recapitulando. Hoy por hoy (y probablemente durante años venideros) sería atrevido, ingenuo y absurdo por mi parte pretender trabajar en algún medio o compañía anglófona. Al contrario, debo explotar mis modestas ventajas. Y justo ahí es donde entra el (redoble de tambor) ¡mercado hispanohablante de los Estados Unidos!

Sí, amigos, es tal la cantidad de latinos que llegan a este país que a los gringos no les queda otra que asimilar el español como una lengua importante que cada vez gana más terreno. En bares, restaurantes, en la oficina de la seguridad social, en la Motor Comision Vehicle, etc. se habla español e incluso se puede exigir ser atendido por alguien que practica el terrorismo con la bella lengua cervantina.

Aunque aquellos que tienen el español como su lengua materna son mayoritariamente trabajadores no cualificados, son tantos y es tal su empuje y efervescencia en los Estados Unidos que en cuestión de pocos años el español tendrá ya una posición bien afianzada y de pleno derecho en la vida norteamericana. Actualmente es ya la segunda lengua más hablada del país y la segunda más estudiada.



Y claro, esto se refleja en la aparición de medios de comunicación y empresas enfocadas a este mercado emergente. Por ahí es por donde un servidor va a buscarse las habichuelas, aunque no será fácil.

Los principales obstáculos a los que me enfrento son más culturales que idiomáticos. En primer lugar yo no soy “latino”, en segundo lugar no tengo aspecto de “latino” y por último no comparto muchas referencias y gustos culturales con la comunidad hispana. Pero bueno, como decían por ahí: “cosas veredes, amigo Sancho”. Saldremos adelante y si hay que aprender a bailar salsa, se aprende.

Otra opción para mí es la de la enseñanza del español, pero es un sector que aunque me motiva, sólo he tocado tangencialmente y no tengo muy claro cómo funciona por estos lares.

También existe la posibilidad de realizar el sueño americano y forrarme. Dicen que lo más difícil es ganar el primer millón de pavos y luego todo viene rodado.

Ya tengo un listado de medios, asociaciones y compañías a las que llamar a la puerta en cuanto me llegue el permiso de trabajo. Deseadme suerte.

6 comentarios:

  1. siempre podrás montar un restaurante de comida española y hacer tu plato estrella: lentejas con chorizaco!

    ResponderEliminar
  2. Querido solo avientate a buscar trabajo en una universidad! Es dificil, pero no imposible, a mi me animo escuchar el ingles tan chorreado de una Profe alemana que daba teoria literaria, creo que ni ella misma se entedia. Habia otro que era de Bangladesh y creo que daba sanscrito, este era peor. En fin, insiste y lo vas a lograr. Si aun te interesa te puedo dar algunas ideas busca mi amistad en FB. Saludith

    ResponderEliminar
  3. Gracias Judith, es una de las ideas que tengo en mente y algunas personas me han animado a ello.

    ResponderEliminar